OFICINA

 

Avda. Augusto Roa Bastos 1256 - Lambaré

CONTACTO

 

cabina@lacabina.com.py

Tel: +595 982 975 104

 

HORARIO

 

TODOS LOS DÍAS

10 - 22 HS

PARA ENTERARTE DE LAS PROMOCIONES

  • Facebook - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle
  • YouTube - Grey Circle

©2019 LA CABINA

¿Qué es La Cabina?

¡Nos apasiona ver que el publico se divierta! 

Viví una experiencia original y diferente en tu acontecimiento. Disfruta de LA CABINA! donde tus invitados y vos podrán tomarse las fotos más divertidas que quedarán impresas para guardarlas como tus mejores recuerdos.

Para que tu diversión y la de tus invitados sea garantizada, nos adaptamos al estilo de tu fiesta y te ofrecemos innovación, tecnología de punta y la más completa colección de cotillones y accesorios premium que harán tus fotos ÚNICAS.

Entras a LA CABINA! con tus amigos, se disfrazan con los accesorios más divertidos para la ocasión inician la cuenta regresiva y posan de la forma más divertida o simpática posible pueden quitarse 3 o 4 fotos cambiando los accesorios, poses y caras con el tiempo que hay entre cada disparo y listo, en menos de un minuto y tus invitados tendrán las fotos con la más alta calidad en manos con el marco personalizado.

Te aseguramos que LA CABINA! será el boom de tu acontecimiento, creando una experiencia interactiva y divertida que todos recordarán.

Misión y Visión

Nuestra misión es HACERTE SONREÍR.

Nuestra visión es HACER SONREÍR AL PARAGUAY.

Dirigido a todo tipo de eventos, fiestas privadas, eventos empresariales, 15 años, aniversario, bodas, graduaciones, discotecas, y todas las más inusitadas ideas que puedas tener. Fácil de usar y apto para personas de todas las edades.

¿CUÁL FUE LA MOTIVACIÓN?

¿Cómo comenzó todo esto?
Historia, para ayudar a motivarte a seguir tus sueños...

Todo comenzó con nosotras, dos jóvenes, hermanas, que no estábamos en nuestro país, Crisley de 21 años y Nathália de 18 años. En Julio de 2015, yo, Crisley pasaba por un momento en mi trabajo que no me daba tanta alegría, vivía para el trabajo y la facultad, y el dinero no me alcanzaba para vivir una vida tranquila sino sólo pagar mis pequeñas deudas. Es cuando decido poner en práctica una idea que tuvo Cristiane, nuestra madre, en Julio de 2014.

Empiezo con la investigación, voy compartiendo todo con mi hermana Nathália, y decidimos juntas poner LA CABINA! en práctica. Pensamos que la inversión era baja, que sólo necesitábamos una estructura cerrada, más conocida como cabina, y el software, pues ya contábamos con una cámara, una computadora y una impresora de nuestra madre quien nos iba apoyando incansablemente, quien confiaba en el potencial de sus hijas. Pero no fue así, ya que en la investigación aprendimos que la cámara no era compatible con el sistema, la impresora no era fotográfica, el software no sólo se descargaba sino que se compraba (y era caro para nosotras en esa situación), y la computadora era lo único que sí podría ayudar en ese momento. Nuestra madre nos regaló la primera cámara de LA CABINA! y la impresora y estructura yo adquirí con mi sueldo y con señas de algunos clientes, que le llamamos ángeles, que nos pagaron para la reserva de sus fechas. Confiaron en nosotros sin ni siquiera haber inaugurado, sin tener la cabina lista, o haber visto en algún lugar. Siempre los llamaremos ÁNGELES, pues para nosotros fueron eso. Algunos de esos ángeles eran de 300 km de distancia de la ciudad de LA CABINA! (Asunción). Fue cuando decidimos también viajar y cubrir eventos en cualquier lugar del País.

Inicialmente era para aumentar un poco el sueldo, y poder vivir un poco mejor. Pero lo que no sabíamos es que sería un poco peor y luego de un tiempo, mucho mejor que esto. El inicio, como cualquier inicio, fue difícil. Oficina de 7:30 hasta las 17:30 hs, luego facultad de 18:30 a 21:45 hs. Además trabajaba en compras e importaciones en una imoportadora, y para hacer negocios con los Chinos, debes comenzar a trabajar a la noche. Y terminaba mínimo a la 1 de la madrugada, todos los días (no porque los jefes me obligaran, sino que me hacía la sugestión y yo hacía pues me gustaba adelantar todo). Y llegaba los sábados trabajábamos todo el día con montajes, con la ayuda de Cristiano, nuestro padrastro, nuestro papá. Manejaba, prestaba su vehículo utilitario, ayudaba a cargar lo pesado, luego toda la noche en el evento y la madrugada desmontando. Llegamos al punto de que no teníamos más vida social y familiar. Pero el negocio iba creciendo, las personas nos iban contactando, a la prensa le encantaba la idea y publicaba notas en diarios, revistas, secciones de Tendencias del País, hasta en un programa de emprendedurismo en TV. ¡Era todo genial! no podíamos creer que esto estaba sucediendo con algo que empezó porque yo solo quería 100 dólares de aumento de sueldo.

Pasado ese furor, Nathália terminó su colegio, yo abandoné mi trabajo después de 7 meses de existencia de LA CABINA! y terminé también mi Universidad, y hoy soy Lienciada en Gestión de Hotelería y Turismo, y las dos a partir de entonces nos dedicamos 100% de nuestro tiempo a LA CABINA!

LA CABINA! empezó con 1 cabina, modelo de cortinas, al segundo mes de la empresa, adquirimos la segunda cabina que era la Inflable, luego por investigaciones conocimos la Kombi y la estrenamos 4 meses después de su apertura, y hoy LA CABINA! cuenta con 5 modelos de cabinas distintos.

El mensaje que les dejamos a todos, principalmente a los jóvenes es: ¡no tengas miedo! NO TENGAS MIEDO de lo que van a decir de vos, que no te importe cuando digan que estás loco/a y que esto no va a salir. Confía en ti, en tu idea, no tengas pereza, trabaja duro, regala tu tiempo libre a tu idea. Ponla en practica, no tengas vergüenza de pedir ayuda. No malgastes cuando empiece a ingresar dinero, reinvertí. ¡No hables con nadie que no sea de tu confianza! Guarda el secreto hasta que la idea salga del papel. Luego de que esté funcionando, cuéntale a todos pues así es una forma de conseguir clientes. Capaz (casi siempre) no sea en la primera vez que tu idea funcione, cambia de idea, elige la más viable. Y ponla en practica de vuelta. No desistas. Todos se rompen la cara tratando de innovar y tener su negocio propio. Las cosas no caerán del cielo y tampoco pienses que será fácil. Porque no lo será. No esperes mucho. ¡Sólo siente el placer de ver funcionando a perfección algo que no esperaste!

¡Les desea todos los éxitos, Crisley, Nathalia y Cristiane!

Asunción, Paraguay - 2017

IMG_0135